s

bienvenidos a autosconluismariano.tv!

Una Vida Entregada al Automovilísmo

Luis Mariano Muñoz proviene de una familia de tres generaciones en el ámbito automovilístico. Su abuelo, Mariano Muñoz Ocasio, oriundo de Barranquitas y llegando a San Juan vía Arecibo, fue uno de los pioneros en el negocio de venta de repuestos y la reparación de automóviles, montando su primer negocio en Arecibo y luego el ‚"Garage Muñoz‚" en la Parada 24, Fernández Juncos de Santurce. Don Mariano fue un mecánico de habilidad dotada y le buscaban de todos los rincones como asesor de técnicos. Con el fallecimiento de Don Mariano, su hijo, Luis Muñoz Rivera, padre de Luis Mariano, continuo el negocio familiar, negocio que eventualmente se traslado a la Parada 26 de Santurce, en el mismo cuchillo de Charneko, local donde estableció el primer ‚"Auto Parts‚" tipo ‚"drive-thru‚" en Puerto Rico.

Don Luis tuvo una gran influencia en transferir el amor y la pasión por el automóvil a su hijo Luis Mariano. Desde pequeño, este fue expuesto a toda una gama de facetas de la industria, ya que los negocios de su padre incluyeron Venta de Piezas de Autos, Taller de Reconstrucción de Motores, Mecánica y Reparación, Fábrica de Frenos, y a comienzos de los años cincuenta, Don Luis estableció el primer ‚"Speed Shop‚" en la Isla, cuando comenzaron las carreras de autos en la Base de Ramey Field en Aguadilla, eventos en que el propio Don Luis participo.

Diferente a su padre Don Mariano, Don Luis no fue dotado de habilidades manuales para ejercer la mecánica profesionalmente, pero Dios si le dio una mente privilegiada que le permitió acumular conocimientos vastos en el funcionamiento de un vehiculo de motor. Don Luis, recuerda Luis Mariano, era una enciclopedia viviente, los mas celebrados mecánicos de la era le visitaban para pedirle consejo, consejos que nunca le negó a nadie. Don Luis fue un hombre de gran visión, tuvo éxito comercial, pero sus miras siempre estuvieron en el futuro y como visionario al fin, predijo el curso que tomaría el negocio de piezas de autos en Puerto Rico si los dueños de negocio no se agrupaban y organizaban.

presidente y fundador de la ‚Asociación de Traficantes de Piezas de Automóviles‚", asociación que agrupo a los verdaderos pioneros de la época, nombres como: el Sr. Mandry, Don Luis G. Velez, Don Pepe Pagan (Beauchamp y Pagan), el Sr. Brugueras (Brugueras Auto Supply), Don Luis Villafañe (Villafañe Auto Parts), Don Jaime Castañer (Bolívar Auto Parts), Don Nando Torres (Santurce Auto Supply), Don Tato Blanco, Don Mario Castro Fernández, Don Amaury Ramos, Don Rafael Benitez (Benítez Carrillo), Don Felix Garcia (Garcia Motor Service), Don Galindez Velazquez (Velazquez Jobber) y muchos otros cuyos nombre se me escapan de la memoria, pero que su obra no sera olvidad ya que sembraron los frutos que hoy la industria cosecha.

Bajo su presidencia, se paso Legislación defendiendo los derechos de los importadores y distribuidores locales que habían hecho el arduo trabajo de levantar un producto para que luego le fuera arrebatado por el fabricante, por que este vio el potencial del mercado y quiso asumir la distribución del mismo. Estos casos eran comunes y la unión creada por la ATPA puso un alto a la injusta práctica.

Lo anterior sirvió de ambiente en la etapa de formación de Luis Mariano. Su niñez, su juventud, muchos años en que los autos y las piezas fueron parte integral de su vida. Fueron muchas las horas y días dedicados a la ayuda del negocio de la familia, pero nunca fue una obligación, por lo contrario, siempre se esperaba con anticipación el visitar el taller, la tienda o la fabrica.

i

 

La pasión por los autos aumento cuando Don Luis, viendo que se acercaba la edad de sacar licencia de manejar para Luis Mariano, comenzó a llevarle autos ‚"viejos‚", (esta palabra autos viejos no se utiliza en este portal, pero para efectos del perfil de Luis Mariano haremos la excepción), para que este los desarmara y luego los armara. Fueron muchos los que se destriparon hasta el chasis, se pinto el chasis, se reconstruyo el motor y luego paseo por las calles del barrio sentado en una plancha de madera y una lata de galleta. Aquí, comenzó la picazón de modificar los autos, enfermedad que hasta ahora, no ha tenido cura.

Luis Mariano participo en competencias de go-karts, de motoras, de autos, de vehículos de doble tracción, en fin de todo lo que rodaba y tenía un motor. Sus autos incluyeron Triumph, MG, Corvette, el primer Mustang Shelby GT-350 que arribo a Puerto Rico en el 1967 y el ultimo auto que Don Luis en vida le obsequio a su hijo, un Jaguar XK-E del 1968. La pasión por la marca inglesa le pico bien fuerte y aun hoy, cuarenta años mas tarde, muchas amistades le llaman el ‚"gato‚".

Al igual que su padre, Luis Mariano tuvo su propio ‚"Speed Shop‚" y su propio taller de reconstrucción de motores, pero su verdadera pasión fue perseguir el sueño de llevar el deporte del automovilismo Boricua a los niveles más altos posible.

En el 1972, junto a un grupo de bien intencionados aficionados, fundo y fue primer Presidente de la ‚"Puerto Rico Hot Rod Association‚" entidad a nivel nacional que contó con una matricula de sobre seiscientos socios activos y que recibiera un reconocimiento especial por la ‚"Nacional Hot Rod Association‚", al ser el club afiliado a esta mas grande del mundo. Ese año fue seleccionado para servir como consejero en la Junta de Directores de la NHRA y representante de la misma para el Caribe y Centro América.

Su envolvimiento y el de la PRHRA ocasiono que se promovieran competencias de aceleración en las Pistas de Caguas y Añasco y eventualmente resulto en el nacimiento de la Pista de Salinas en el 1975. Fungió como Inspector Técnico en días de carrera y como Director de Relaciones Publicas durante la semana laboral de la Salinas Speedway, logrando el que se celebrara en diciembre del 1975 el primer evento NHRA en su historia fuera de Estados Unidos continentales, evento celebrado en Salinas y en el cual participaron 16 autos campeones de la NHRA.

Durante los años 1975 al 1977 mantuvo un programa de televisión dentro del cuadro deportivo Velodeportes de Telemundo, bajo la producción de Ramiro Martínez y Don Rai García.

 

En el 1978, junto a otro grupo de aficionados reabrió las facilidades de la Pista de Caguas, organizando nuevamente eventos de circuito, de aceleración y competencias de vehículos de doble tracción a campo traviesa.

En los años 1977 al 1981 fue editor de el Periódico Dragueo, una publicación tabloide que cubría los eventos y participantes de las carreras de aceleración. En ese mismo tiempo, produjo la Revista Automundo, un magazín dedicado al automovilismo en general y a la industria que le rodea.

En el 1981 se traslada a la Florida, donde funge como gerente General de una empresa que abrió varias tiendas de venta de piezas y accesorios y automóviles. Su labor en esta le dio la oportunidad de conocer a un grupo de inversionistas de gustos afines que se proponían abrir un almacén para la distribución de accesorios con el nombre Fittipladi. Fue seleccionado para la posición de Gerente de Ventas y laboro, hombro con hombro con el tres veces campeón Formula Uno del Mundo Emerson Fittipaldi, para crear una exitosa compañía.

En el 1985 fue reclutado por la firma norteamericana Electrodyne de Virginia, donde asumió la posición de Gerente Nacional de Ventas, posición que ocupo por nueve años. En su plaza, visito a los mas grandes distribuidores de accesorios en los Estados Unidos y Canadá, incluyendo fabricantes de Detroit y especialistas (tuners) que se dedicaban a la fabricación de ediciones especiales para los grandes de Detroit, como Roush, ASC y Cars & Concepts.

 

Luis Mariano regresó a Puerto Rico para asumir la administración de la Caribbean Raceway Park, Pista de Carolina, posición que ocupo hasta el 1999.

Entre el 2000 y el 2005 desarrollo un par de talleres de hojalateria y pintura y fue contratado por la firma Jaguar de Puerto Rico para el desarrollo de su taller de hojalateria, pintura y restauracion, Kat Kare.

Durante últimos años ha efectuado contribuciones editoriales para periódicos y revistas locales y es contribuidor de los suplementos Al Volante y Sobre Ruedas de El Vocero de Puerto Rico. Sus reportajes han sido publicados en numerosas revistas automotrices locales, nacional e internacionales.

En el año 2005 fue ingresado, en compañía de su fenecido padre, al Salón de la Fama del Deporte de Autos de Aceleración, organización que dirige el amigo y contribuidor del deporte Antonio ‚"Tony el Chino‚" Garriga.

Durante tres años fue productor y mantenedor del programa televisivo ‚"Elegancia Sobre Ruedas", programa que prontoregresa a los medios.

Los que conocen a Luis Mariano reconocen que todas sus gestiones siempre han sido de primera categoría y que siempre eleva el nivel de automovilismo, llevándolo a donde el entiende merece estar.

Actualmente esta identificado con el grupo de ‚"Puerto Rico Grand Prix‚", entidad que organizo el evento de carreras de auto en el aeropuerto de Isla Verde en el 2003 y que actualmente planea la celebración de otro evento espectacular en otro punto de la Isla.

La generación de los Muñoz dentro del automovilismo local parece concluirá con Luis Mariano, pero este ha inculcado a sus tres hijos, Luis Manuel (Manny), Marilina y Carola la pasión por los automóviles. Manny actualmente es un destacado oficial en la Guardia Costanera de los Estados Unidos sirviendo en un "Task Force" nacional; Marilina es una profesional de ventas casada con un joven boricua que sirve en la Fuerza Aérea y Carola, una profesional de la salud que reside en Virginia. Luis Mariano adora a sus tres hijos y todos han compartido con el su pasión por el automóvil.

Sin embargo, aunque ninguno de sus tres proles ha seguido la tradición familiar, estos siempre han visto el automovilismo como parte de sus vidas. Uno nunca puede decir con seguridad que no habrá otros Muñoz en el automovilismo, ya que entre esos hijos hay seis nietos: Jared Luis (9), Luis Ricardo (8), Josh Anthony (7), Mía Nicole (6), Gabriel Antonio (5) y Luis Alejandro (3), de los cuales tres, ya sienten una clara, gran y definida atracción por los autos y llaman a su abuelo semanalmente para hablarles de NASCAR, de Formula Uno o de autos clásicos. De hecho, muchas veces juegan ‚"trivia‚" cibernética en la cual cursan fotos de autos clásicos para ver si pueden adivinar que auto es. Quien sabe, es posible que se brinque una generación de Muñoz en los autos, pero dos, lo dudamos.

El portal de ‚"Autos Clásicos e Históricos‚" es su más reciente proyecto y entendemos que esta producción, no tiene límites. Sabemos que ‚"Luis Ma", como es conocido entre amigos y entusiastas de autos, nunca esta tranquilo en ningún lugar, en ningún sitio o con ningún proyecto. Su vida se ha caracterizado por movimiento, aspiración, proyección al futuro y realización de sus sueños. Ya se rumora un proyecto de impacto histórico para Puerto Rico y los amantes del automovilismo, así que pendientes, que lo mejor, esta aun por venir.

Luis Mariano le dedica este portal cibernético a los miles de amantes del automovilismo en Puerto Rico. Es su deseo que puedan utilizarlo como un medio de volver a soñar, de volver a vivir aquellos mágicos momentos que nos han hecho lo que somos. El automóvil es parte integral de nuestras vidas, no es sólo un medio de transportación, es parte de nuestra personalidad y a través de ellos damos testimonio de quienes fuimos y quienes somos.